Estás aquí

Impuestos de compra y venta de inmuebles

22 de mayo de 2018

El impuesto sobre los bienes inmuebles, es uno de los impuestos directos que existe en México, y que grava la titularidad y los derechos que una persona física posee sobre sus bienes inmuebles, ya sea un terreno o una vivienda.

Es un impuesto que estamos obligados en pagar en el momento de realizar una transacción, ya sea de compra o de venta sobre cualquier de nuestros bienes inmuebles, ya sea un departamento, una casa o incluso un terreno. Tanto la persona que compra un inmueble, como la que vende, están obligados a pagar sus impuestos respectivos, y lo tiene que pagar ante notario que formaliza la transacción.

¿Qué impuestos se tienen que pagar en el momento de realizar una compra/venta de una casa?

La persona que adquiere un bien inmueble, está obligada en pagar el ISAI (Impuesto sobre Adquisición del Inmuebles) o también llamado Impuesto de traslado de Dominio.

Dicho impuesto, se paga en diferentes entidades federativas, y dependiendo del estado en el que nos encontramos puede variar de un 2% a un 5.7% en la Ciudad de México, y se calcula sobre el precio de la compra del bien.

En caso de los vendedores, el impuesto que se tiene que pagar es el ISR (Impuesto sobre la renta) y se calcula en base de la diferencia, del precio inicial del inmueble y el precio por el que lo está vendiendo. Este impuesto solamente se aplica sobre la utilidad.

Aunque para los vendedores existen una serie de bonificaciones, como por ejemplo, están exentos del paso de ISR, en caso de que el precio del inmueble no supere los 4 millones de pesos.

Cuando el notario formaliza la escritura, es cuando le informa sobre el monto que debemos pagar, que dependiendo del valor del bien inmueble que adquirimos puede variar sustancialmente.  De esta manera, la parte más grande del monto se refiere al impuesto que retendrá el notario para pagarlo a las autoridades correspondientes y la parte más pequeña serán los honorarios de la notaria que prepara la documentación. 

¿Qué ocurre si no tenemos liquidez para el pago del impuesto?

El monto del impuesto que debemos pagar, lo retiene el propio notario y después de realizar el ingreso al Estado formaliza la escritura. En caso de que no podamos pagar los impuestos, no podremos realizar la transacción.

Una de las maneras de poder solventar el problema de liquidez, es solicitando alguno de los préstamos de dinero al instante.  Aunque no todos los prestamistas ofrecen montos grandes y plazos largos, podemos encontrar empresas como Kubo Financiero , que ofrece montos de hasta 100.000 pesos con devolución de hasta 18 meses o la empresa MoneyMan, que ofrece hasta 30.000 pesos con plazos de devolución hasta los 90 días.

Gostou?
Como

0

Você classificou este item


Te recomendamos:

← Atrás

Opiniones

Creditea
German J El simulador se quedaba «colgado» todo el fin de semana, pero el lunes consegui mandar la solicitud, no me parecio demasiado serio.
Creditea
Josefa M Piden mucha mas documentacion que otras empresas por el estilo, pero inspiran mas confianza. Volvere a contar con ellos para las proximas veces que necesite prestamos.
Kubo Financiero
Mario Conde Me negaron la solicitud, solo por el simple hecho de que me faltaban 20 dias para tener el ano de antigüedad en mi empleo, algo exagerados son.
Opiniones →