Consejos para obtener el puesto de trabajo ideal

19 de febrero de 2020

Consejos para obtener el puesto de trabajo idealPara algunos es simplemente una prueba, para otros es una lucha constante para mejorar su futuro, y para otras personas es simplemente una diversión. Todos, o al menos la gran mayoría de nosotros pasamos por esto una vez en la vida. Todos necesitamos trabajo para explotar nuestro potencial y ambiciones, o por lo menos pagar nuestras necesidades diarias, ya sea comida, facturas de luz o créditos online. Nuestro artículo te dará siete valiosas recomendaciones sobre cómo lograr obtener el empleo de tus sueños.

Infórmate sobre la empresa antes de la entrevista

Como ya se sabe, la información es poder. Y en el caso de la búsqueda del empleo, quien posee la información es quien lidera la situación.

Antes de dirigirte a las oficinas de una compañía, averigua:

  • Con quién hablarás: con el director de la empresa, con el jefe de departamento o con un empleado de tu mismo rango laboral.
  • El formato de entrevista (grupal o individual, pregunta-respuesta o autopresentación);
  • Сódigo de vestimenta y cosas que necesitas llevar contigo (documentos, una tablet, etc.);
  • Cómo llegar, calcula el tiempo que vas a necesitar para llegar la oficina. Llegar tarde es inaceptable.

Para averiguar estos puntos puedes consultar la página web de la empresa y realizar una llamada para informarte sobre el tipo de entrevista.

Crea una lista de preguntas comunes y respuestas

La mayoría de las preguntas que se realizan en las entrevistas son parecidas, pero debes saber cómo responderlas de manera inteligente. Muchos han oído hablar de entrevistas estresantes, donde de repente pueden comenzar a presionarte para incomodarte y ver cómo reaccionas. También existen otras entrevistas en las que la empresa te dice que te pongas en una situación específica, por ejemplo, en una conversación con un cliente insatisfecho o en una reunión muy difícil y de esta manera ver cómo solucionas el problema.

A no ser que sea una entrevista muy específica, normalmente no te informan sobre el tipo de entrevista, por lo que es importante estar preparado para todo tipo de situaciones.

Para ello, haz una lista con respuestas a preguntas típicas (las hacen en el 99.9% de los casos):

  • Los 5 puntos fuertes que tienes tanto como persona como profesional.
  • Qué es lo que se te da bien, en qué destacas.
  • Estrategias de desarrollo personal, es decir, qué haces para desarrollarte profesionalmente (cursos, networking, etc.)
  • ofertas para el desarollo de la empresa;
  • Tu filosofía de vida y trabajo;
  • Tus objetivos a corto y largo plazo. La típica pregunta: ¿Dónde te ves en 3 años? ¿y en 5? ¿y en 10?
  • tareas inusuales que tuviste que resolver en el pasado.
  • También debes preparar de antemano una lista de temas que te gustaría discutir con la persona que realiza la entrevista, además de preguntas al final de la entrevista, ya que mostrarán tu interés por el trabajo. Recuerda que nunca debes preguntar sobre el salario que vas a percibir si resultas elegido.

Interpreta correctamente preguntas del empleador

"A" no siempre significa "A", y dos por dos no siempre son cuatro. Los empleadores a veces hacen preguntas con doble sentido, que parecen simples pero ocultan un plan astuto, hacer que el solicitante cuente más de lo que quería.

Una pregunta simple: "¿Qué salario te gustaría recibir?". Tu respuesta ayuda a comprender tu motivación: dinero, garantías sociales, un horario de trabajo flexible y demás. Si se te preguntan si tuviste algún conflicto con los jefes y cómo los resolviste, lo más probable es que el director de recursos humanos quiera averiguar si estás dispuesto a asumir la responsabilidad o si prefieres transferirla a otros.

Hay muchas preguntas difíciles. Debes saber ver el "doble fondo".

Piensa en tu comportamiento no verbal

Los empleadores son personas, no máquinas. Ellos, como todos los demás, prestan atención a los signos no verbales: apariencia, expresiones faciales, forma de hablar, gestos y demás. Un profesional experimentado puede ser denegado solo porque se comportó incorrectamente.

Por eso trata de tenerlo en cuenta y controlar tu comportamiento. Seguro que todos entienden que estás nervioso. Pero la naturalidad en la comunicación no verbal aumentará tu credibilidad.

Evita los temas “tabú”

"Cuéntanos sobre ti", pregunta el gerente. Si tu respuesta parece a esto: “Nací el 2 de abril de 1980 (según el horóscopo soy Aries). Durante mi juventud jugaba al fútbol, era el capitán del equipo. Después me gradué en el instituto de…" – lo más probable es que no pases a la siguiente fase del proceso de selección.

Hay cosas que no interesan al empleador y que de ninguna manera te caracterizan como especialista. En el ejemplo anterior vemos que los siguientes puntos no son para nada interesantes:

  • El año de nacimiento, ya que se puede leer en tu CV.
  • El signo del zodíaco. No es relevante ya que no importa para tu puesto de trabajo.
  • Logros deportivos. Si el empleador quiere saber más, te preguntará directamente.

Por otro lado, existen una serie de temas “tabú” que hay que evitar durante la entrevista:

  • Limitar tus respuestas a lo que dice tu CV. El empleador ya se ha leído el documento y no le interesa que se lo repitas.
  • Metas personales en la vida (comprar una casa, tener hijos, etc.);
  • Hablar sobre la reputación de la compañía y sus empleados;
  • Habilidades que no están relacionadas con las funciones del puesto (cocino perfectamente, entiendo de fontanería, etc.);
  • Tus problemas familiares o financieros: hipotecas, préstamos por Internet pendientes, etc.
  • Tus fracasos, ya que muestran incompetencia.

Haz ejercicios de relajación para calmarte

Las entrevistas suelen ser muy estresantes. Puedes olvidar hasta tu nombre, no solo cosas relacionadas con tu profesión.

Mira a tu alrededor para calmarte. Observa la oficina, los empleados y el ambiente en general. Los detalles te dirán mucho sobre la compañía en la que quieres conseguir empleo, y su análisis ayudará a que el sistema nervioso vuelva a la normalidad.

Una mirada crítica a la empresa y futuros colegas puede aumentar tu autoestima. Recuerda: la compañía necesita un buen empleado de la misma manera que tu necesitas un buen puesto de trabajo.

Toma la iniciativa y haz preguntas interesantes

Normalmente al final de la entrevista es el candidato quien debe realizar preguntas a la empresa sobre aspectos que le interese saber. Demuestra que eres un empleado con iniciativa realizando preguntas inteligentes. Por ejemplo:

  • ¿Cómo sería un día cualquiera en un puesto como este?
  • ¿Cuáles son los principales retos del puesto de trabajo?
  • ¿Qué es lo mejor de trabajar en esta empresa?
  • ¿Qué planes tiene la empresa para los próximos 5 años?
  • ¿Qué consejo le daría usted a alguien que comienza a trabajar en su empresa?

Como resumen de este artículo, debes recordar que el objetivo de una entrevista es conocerte tanto como persona como profesional. Para ello deberás recalcar tus cualidades y puntos fuertes y realizar respuestas relevantes y claras, evitando hablar demasiado o cambiar de tema para evitar una pregunta. Además, deberás mostrar interés preguntando y habiéndote informado de antemano.

Te gustó?

109


Te recomendamos:

← Atrás

Opiniones

VIALET
Carmita Cantillo Prestan sólo cantidades pequeñas, pero para mi sirve a veces. Transfieren dinero muy rápido.
Credilike.me
Leonardo Gómez Ofrecen tanto cantidades grandes como pequeñas, es muy cómodo, en cualquier caso acudo a los servicios de esta empresa.
VIALET
B. Santos Si eres un cliente nuevo, solo te prestan 300 euro. Para mí no es nada, necesito la cantidad mucho más grande.
Opiniones →